CRONOLOGÍA DE LA TABLA PERIÓDICA

Events

Antoine Lavoisier (1743-1794)

1787

elaboró una lista de 33 elementos conocidos hasta ese momento. Estos
eran representaciones en una sola dimensión mientras que los actuales se presentan en dos o tres dimensiones con filas y columnas ordenadas que permiten ubicar a todos los elementos conocidos y los que aún se descubrirán.

Jöns Jacob Berzelius

1814

fue un químico sueco. Ideó el moderno sistema de notación química, y junto con John Dalton, Antoine Lavoisier, y Robert Boyle, es considerado el padre de la química moderna.1

Descubrió el torio, el cerio y el selenio y fue el primero en aislar el circonio, el silicio y el titanio. También perfeccionó la tabla de los pesos atómicos de los elementos publicada por Dalton, corrigiendo sus errores.

William Prout (1785-1850)

1815

fue un químico, físico y teólogo natural inglés. Fellow de la Royal Society, su principal aportación científica fue la conocida como Hipótesis de Prout.
Hipótesis de Prout: fue un intento realizado a comienzos del siglo XIX de explicar la existencia de varios elementos químicos a través de una hipótesis sobre la estructura interna del átomo. En 18151​ y 1816,2​ el químico inglés William Prout publicó dos artículos en los que observaba que el peso atómico que había sido establecido para los elementos conocidos hasta el momento parecía ser un múltiplo absoluto del peso atómico del hidrógeno. En consecuencia, estableció la hipótesis de que el átomo del hidrógeno era el único realmente fundamental, y que los átomos de los demás elementos eran en realidad agrupaciones de varios átomos de hidrógeno

Johann Dobereiner

1820

fue un químico alemán que descubrió las tríadas en ciertos elementos químicos.
Tríadas de Döbereiner: Döbereiner descubrió tendencias en ciertas propiedades de grupos seleccionados de elementos. Por ejemplo, la masa atómica media de litio y potasio estaba cerca de la masa atómica de sodio. Un patrón similar se encontró con el calcio, estroncio y bario, con azufre, selenio, y telurio, y también con cloro, bromo, y yodo. Además, las densidades para algunas de estas tríadas siguieron un patrón similar.

Johann Wolfgang Dobereiner (1780-1849)

1829

descubrió que los elementos con propiedades semejantes pueden estudiarse agrupándolos en ternas o triadas, en las que el elemento central tiene una masa atómica aproximadamente igual a la media arimética de las masas atómicas de los otros dos.

Alexandre-Émile Beguyer de Chancourtois (1820-1886)y John Alexandre Reian Newlands (1837-1898)

1862 - 1864

Publicaron que sise clasificaran los elementos según el orden creciente de sus masas atómicas (dejando el hidrógeno), después de colocar 7 elementos, en el octavo, se repetían las propiedades del primero. Debido a las semejanzas de la distribución con la escala musical, se la llamó Ley de las octavas de Newlands.

DimitriIvanovich Mendeleiev (1834-1907)

1869

dispuso los elementos conocidos (63) en líneas por ordencreciente de la masa atómica, de manera que los que teníanigual similaridad química
(valencia).Dimitri Ivanovich Mendeleiev diseñó un cuadro compuesto por 7 Filas (períodos) y ocho columnas. Al conjunto deelementos en la Fila vertical lo llamó familia o grupo por tener propiedades semejantes. A diferencia de la tabla de Newlands, la de Mendeleiev relaciona familias. Mendeleiev prevé las propiedades químicas y físicas de tres elementosque años después serían descubiertoscomo
Escandio, Galio y Germanio. Se hallaban ubicados en una misma hilera vertical. Estos elementos mostraban un gran parecido en sus propiedades. Esta organización la denominó Mendeléiev ley Periódica de los Elementos. En ésta, hubo las casillas suficientes para los nuevos elementos a descubrir en el futuro.

Julius Lothar Meyer (1830- 1895)

1869

construyó un grafico de periodicidad del volumen atómico versus la masa atómica,que indicó que las relaciones entre propiedades son periódicas conrespecto a la masa atómica.

Henry Gwyn Jeffreys Moseley

1914

fue un físico y químico inglés. Su principal contribución a la ciencia fue la justificación cuantitativa del concepto de número atómico mediante la Ley de Moseley. En química avanzada proporcionó un apoyo fundamental al modelo atómico de Bohr definido con detalle por Rutherford y Antonius van den Broek, mencionando que los núcleos atómicos contienen cargas positivas iguales a su número atómico.