Energía Eólica

La energía eólica tiene su origen en el viento, es decir, en el aire en movimiento. El viento se puede definir como una corriente de aire resultante de las diferencias de presión en la atmósfera provocadas, en la mayoría de los casos, por variaciones de temperatura, debidas a las diferencias de la radiación solar en los distintos puntos de la Tierra.

Events

Primeras turbinas

1888 - 1890

En 1888 se creo la primera turbina eólica capaz de generar electricidad. Este hecho abrió todo un campo a la investigación dando lugar en Dinamarca en 1890 con la puesta en funcionamiento de la primera máquina creada específicamente para generar electricidad aprovechando la fuerza del viento.

Aerogeneradores

1941 - 1945

Entre 1941 y 1945 estuvo funcionando en U.S.A, una unidad de 1,2 MW. Solamente en Francia, Dinamarca e Inglaterra se llevaron a cabo programas de cierta importancia. El número de aerogeneradores instalados a finales de 1991 era superior a los 21.000, según datos de la Agencia Internacional de la Energía, con un total de potencia de 2.200 MW, equivalente a dos centrales nucleares de gran potencia, y de los cuales la mitad estaban instalados en los parques eólicos de California.

Mejoramiento de los aerogeneradores

1990 - 1991

En los últimos 10 años los pequeños aerogeneradores aumentaron poco a poco sus potencias, a la vez que mejoraban su fiabilidad y reducían sus costes; las potencias medias de los aerogeneradores instalados entre 1990 y 1991 era de 225 kW; en los últimos años se han podido construir aerogeneradores con potencias mayores, desarrollados por las grandes compañías de la industria aeronáutica, que aumentan la fiabilidad de las máquinas y reducen sus costes, convergiendo hacia una nueva generación de aeroturbinas de 500 kW a 1,2 MW, lo que demuestra el alto grado de madurez alcanzado por esta tecnología.

Asociación Mundial de Energía Eólica

2001

En 2001 se creó en Dinamarca la Asociación Mundial de Energía Eólica (World Wind Energy Association), con sede en Bonn (Alemania) y concebida como una organización internacional para la promoción mundial de esta fuente de energía. Cuenta actualmente con unos 500 miembros en más de cien países. En la actualidad, generan energía eólica más de 80 países, la práctica totalidad de los desarrollados pero también, y cada vez más, países en desarrollo. Europa es la región con mayor número de aerogeneradores. Hay unos 200.000 distribuidos por el mundo.

Energía en Alemania, España y U.S.A

2008 - 2009

A 31 de diciembre de 2008, España tenía instalada una capacidad de energía eólica de 16.018 MW, el 16,7 por ciento de la capacidad del sistema eléctrico nacional, cubriendo durante ese año 2008 el 11 por ciento de la demanda eléctrica. Se situaba así en tercer lugar en el mundo en cuanto a potencia instalada por detrás de Alemania y Estados Unidos. En 2009 y por primera vez en la historia la energía eólica, con una aportación del 13 por ciento, superó a la del carbón, que cubrió el 12 por ciento.

Mas potencia eólica y oportunidades

2011 - 2012

En 2011 España fue el tercer país miembro de la OCDE que más potencia eólica nueva instaló (Alemania instaló 2.086 MW, el Reino Unido 1.293 y España 1.050). En marzo de 2011 la energía eólica superó por primera vez en nuestro país al resto de tecnologías, cubriendo el 21 por ciento de la demanda y marcando un récord mensual con una generación de 4.738 GWh. Según los datos de la AsociaciónMundial de la Energía Eólica (WWEA) de enero de 2012 el sector eólico español cubre anualmente las necesidades de 10 millones de hogares, exporta una media de 1.100 millones de euros, genera más de 30.000 puestos de trabajo y evita la emisión de unos 23 millones de toneladas de CO2.

Planificaciones de la Energía Eólica

2014 - 2015

Si 2014 fue el año del gran cambio regulatorio en España, 2015 fue el de la esperanza. Mientras las empresas se esforzaban en digerir el tsunami que supuso la Reforma Energética, como iremos desgranando en capítulos posteriores, el Gobierno iba dictando nuevas normas que permitían intuir algo de luz al final del túnel. Tal fue el caso de la Planificación Energética a 2020, la convocatoria de la primera subasta de renovables de España, el desbloqueo del cupo canario o la luz verde para que el sector participe en los servicios de ajuste. Todas estas piezas legislativas parecían indicar que la parálisis de los últimos años tocaba a su fin y que España volvía a subirse al tren de los países de nuestro entorno, en plena transición energética de los combustibles fósiles a las renovables. Las elecciones del 20 de diciembre volvieron a sumir al país en la incertidumbre, cuando apenas queda tiempo para cumplir con los objetivos europeos a 2020. AEE centró sus esfuerzos –y continúa haciéndolo– en dar a conocer a todos los partidos políticos tanto las bondades de la eólica y lo que ya ha hecho por España, como lo que necesita el sector para seguir avanzando, fundamentalmente la revisión de determinados aspectos de la Reforma Energética. 2015 también fue el año en que se rubricó la Unión Energética Europea y en el que han empezado a sentarse las bases de un futuro común. En los próximos meses, se va a diseñar el marco regulatorio que va a regir el futuro del sector eólico en el continente y la Asociación Empresarial Eólica (AEE), como la voz del sector eólico español, aportará su visión.