Formacion del Canon Biblico

Events

Marción

Approx. 120 d.c - 140 d.c

Aunque es considerado hereje, juega un papel importante en la historia del canon neotestamentario. únicamente reconoció autoridad divina a 10 cartas de Pablo y Lucas. Marción redactó su canon, lo cual llevó a la iglesia a acelerar el proceso de canonización de los libros del NT.

Justino Mártir

Approx. 145 d.c - Approx. 163 d.c

Menciona las «memorias de los apóstoles», que los cristianos llamaban «evangelios» y que eran considerados a la par con el Antiguo Testamento. las distintas referencias se encuentran a Romanos, 1 Corintios, Gálatas, Efesios, Colosenses y 2 Tesalonicenses, y posibles alusiones a Filipenses, Tito y 1 Timoteo.

Taciano el Sirio

Approx. 150 d.c - Approx. 160 d.c

compuso «Diatessaron» («[Armonía] a través de los Cuatro») entretejiendo el contenido de los evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan conjuntamente con eventos presentes en ninguno de estos textos, se convirtió en el texto oficial del Evangelio de la iglesia siríaca, centrada en Edesa.

Ireneo

Approx. 160 d.c

Los cuatro Evangelios canónicos (el Tetramorfos) fue su obra principal, quien señala la canocicidad de los mismos. Canon de Ireneo, Eusebio señala las referencias hechas por Ireneo:
Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Apocalipsis, 1 Juan, 1 Pedro, Hermas, Sabiduría, Pablo (menciona sus epístolas pero no aparecen listadas

El canon de Muratori

Approx. 170 dc

Es el primer ejemplo conocido de una lista de un canon de la mayoría de los libros del Nuevo Testamento. se ha fechado en torno al año 170, ya que se refiere como reciente al papado de Pío I, muerto en 157.

Orígenes

253 d.c

Aceptó los 22 libros canónicos de los hebreos, más los Macabeos y los cuatro Evangelios, pero que a Pablo «no [le] hizo uso siquiera como escritura en todas las iglesias que él enseñó; e incluso a aquellos a los que él escribió, él lo citó, pero en unas pocas líneas» .

El canon del Codex Claromontanus

Approx. 303 d.c

En una página encontrada insertada en una copia de las epístolas de Pablo y Hebreos del siglo VI, tiene el Antiguo Testamento, además de Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico, 1-2 y 4 Macabeos; y el Nuevo Testamento, además de 3 Corintios, Hechos de Pablo, Apocalipsis de Pedro, Bernabé y Hermas, pero faltan Filipenses, 1-2 Tesalonicenses y Hebreos.

Eusebio

324 d.c

En primer lugar luego deben ponerse el santo cuaternión de los Evangelios; siguiéndolos los Hechos de los Apóstoles [...] las epístolas de Pablo [...] la epístola de Juan [...] la epístola de Pedro [...] Después de ellos se va a colocar, el Apocalipsis de Juan, Estos pertenecen [Homologoumena].

El Sínodo de Laodicea

363 d.c

fue uno de los primeros sínodos que se proponen para juzgar qué libros eran deben leerse en voz alta en las iglesias. La lista de los libros canónicos, el Canon, tiene 22 libros del Antiguo Testamento y 26 libros del Nuevo Testamento (excluye Apocalipsis).

El canon Cheltenham

365 d.c - 390 d.c

Es una lista que probablemente se originó en el norte de África poco después de la mitad del siglo IV. Tiene 24 libros del Nuevo Testamento; pero omite Hebreos, Judas y Santiago, y parece cuestionar las epístolas de Juan y Pedro fuera de las primeras.

Atanasio

367 d.c

En su carta de Pascua de 367, Atanasio, obispo de Alejandría, proporciona una lista de exactamente los mismos libros de lo que sería el canon de 27 libros del Nuevo Testamento, y él usó la palabra «canonizado» (kanonizomena) con respecto a ellos.

Gregorio Nacianceno

380 d.c

Produjo un canon en verso que coincidió con el de su contemporáneo Atanasio, con excepción de la colocación de las «Epístolas católicas» después de las epístolas paulinas y omitiendo Apocalipsis. Esta lista fue ratificada por el Sínodo de Trullo de 692.

Canon apostólico

380 d.c

En c. 380, el redactor de las Constituciones Apostólicas atribuye un canon a los mismísimos Doce Apóstoles, son cuatro Evangelios, catorce epístolas de Pablo, dos epístolas de Pedro; tres de Juan; una de Santiago; una de Judas; dos epístolas de Clemente y los Hechos de nosotros, los Apóstoles. Algunas traducciones coptas y árabes posteriores agregan Apocalipsis.

Dámaso I

383 d.c

La comisión de Dámaso de revisar la Vetus Latina (que daría origen a la edición de la Vulgata latina de la Biblia), c. 383, fue fundamental para la fijación del canon en Occidente. Dámaso I es a menudo considerado como el padre del moderno canon católico. Pretendiendo hasta la fecha ser resultado del «Concilio de Roma» bajo Dámaso I en 382, la llamada «lista Damasiana» adherida al pseudoepigráfico Decretum Gelasianum da una lista idéntica a lo que sería el Canon de Trento; y, aunque el texto puede en realidad no ser de Dámaso, es al menos una valiosa compilación del siglo VI.

Agustín de Hipona

393 d.c

Ordeno tres sínodos de canonicidad: el Sínodo de Hipona en el año 393, el Sínodo de Cartago en 397, y otro en Cartago en el 419. «nada se lee en la iglesia con el nombre de las Escrituras divinas», excepto el Antiguo Testamento (incluyendo los deuterocanónicos) y los 27 libros canónicos del Nuevo Testamento.

Jerónimo

394 d.c

Enumera el siguiente canon del Nuevo Testamento de Jerónimo, (c.394), de su Epístola 53: «Cuatro del Señor»: Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Epístolas de Pablo (14), 1-2 Pedro, 1-3 Juan, Judas, Santiago, Hechos, Apocalipsis.

La Doctrina de Addai siríaca

400 d.c

Canon: El Evangelio (es decir, el Diatessaron de Taciano), las Epístolas de Pablo (que se dice que han sido enviados por Pedro, de Roma), y el libro de los Hechos.

Inocencio I

405

Envió una lista de los libros sagrados a Exuperio de Toulouse, idéntica a la de Trento, pero con la duda sobre si las cartas atribuidas a Pablo eran 14 o sólo 13, en el último caso posiblemente implica la omisión de la Epístola a los Hebreos.

Decretum Gelasianum

492 d.c - 496 d.c

De Gelasio, obispo de Roma (492-496). pero varias partes posiblemente se remontan a Dámaso y reflejan la tradición romana. Incluye un catálogo del canon, y un catálogo de los «apócrifos» y otros escritos que han de ser rechazados. El catálogo del canon da los 27 libros del Nuevo Testamento Católico.

Canon Armenio

1200

El arzobispo Nerses organizó un Sínodo Armenio de Constantinopla para introducir Apocalipsis y asi cierra el canon armenio.

Fijación del canon definitivo: Concilio de Trenton

1545 - 1563

Es con Agustín de Hipona, en el Concilio de Cartago (419 d.C.), que encontramos un Canon del NT completo. En ella, el Papa responde sobre el canon de libros sagrados, presenta una lista completa de los libros del Canon del NT, la cual posteriormente usará el Concilio de Trento (siglo XVI).

Ahora bien, es en el siglo XVI, a raíz de la Reforma Protestante, donde encontramos un canon definitivo – Concilio de Trento (1545-1563). Pese a los sucesos anteriormente descritos, ocurridos entre los siglos I-V d.C., en relación con el Canon del NT; durante toda la Edad Media siguieron las discusiones respecto al tema, hasta el siglo XVI. Es en este momento de la historia la Iglesia Católica fija su canon bíblico.

Por su parte, entre los Protestantes, aunque hubo ciertos problemas con la aceptación de algunos libros (como es el caso de Lutero que rechazaba el libro de Santiago), también se fijó el canon definitivo.