REINADO DE LOS HABSBURGO EN ESPAÑA

Carla Esteban Silvestre

EDAD MODERNA

CARLOS I

1516 - 1556

(Carlos I de España y V de Alemania; Gante, Flandes, 1500 - Yuste, Extremadura, 1558) Rey de España y emperador de Alemania; con él quedaría implantada en España la Casa de Habsburgo. Hijo de Juana la Loca y de Felipe el Hermoso de Castilla, fue educado en los Países Bajos por Adriano de Utrecht (el futuro papa Adriano VI) y Guillermo de Croy, recibiendo la influencia de los humanistas del Renacimiento, como Erasmo de Rotterdam.

Reunió un gran Imperio gracias a la herencia recibida de sus abuelos, que incluía España, los dominios americanos e importantes territorios de Europa, a lo que se unió su elección como emperador alemán.

REFORMA PROTESTANTE

1517 - 1648

La Reforma Protestante es el movimiento que surgió en el siglo XVI y que impulsó un cambio profundo en la Iglesia católica. Los protestantes se oponían al dominio del Papa.
Martín Lutero, líder de este movimiento quería que el Evangelio se predicara libremente sin ser objeto de comercialización. Esta revolución interna llevó una gran crisis dentro de la Iglesia.
Con la rebelión en marcha, los jefes de la parte ortodoxa de la iglesia se autoproclamaron los únicos herederos de la verdad cristiana y comenzaron a perseguir a todos aquellos que disidieran. Los grupos rechazados fundaron otras comunidades eclesiales que se manifestaron contra la herencia cristiana medieval. Los países que se unieron a la revolución y rechazaron al Papa comenzaron a llamarse protestantes. Esto derivaría en múltiples guerras santas.
La Reforma Protestante logró cambiar iglesias cristianas estatales. Con el paso del tiempo, el protestantismo logró convertirse en la tercera rama del cristianismo.

La respuesta de la Iglesia católica a la Reforma Protestante fue conocida como Contrarreforma Católica e incluyó la reafirmación de su doctrina milenaria, con la consagración del pan y del vino como el Cuerpo y la Sangre de Cristo y la veneración de las reliquias y las imágenes iconográficas.
Los jefes de la comunidad cristiana declararon hereje a Lutero y lo excomulgaron, desvinculándolo de la Iglesia Católica.
Esta contrarreforma reavivó la llama de las devociones.

REVUELTA DE LAS COMUNIDADES EN CASTILLA

1519 - 1523

Carlos I se hizo coronar rey de Castilla y Aragón sin apenas saber castellano y acompañado de flamencos que ocupaban cargos importantes en la Corte y la Iglesia.
La mayor parte de las Comunidades de Castilla se revelaron contra la autoridad del rey por las siguientes causas:
 La Aristocracia castellana veía como una humillación que el rey hubiera entregado la administración del reino a consejeros flamencos y hubiera dejado a Adriano de Utrecht como gobernador del reino en su ausencia.
 Carlos había empleado el dinero de los nuevos impuestos en conseguir la elección como Emperador alemán.
 Carlos no mostró interés en aprender castellano ni en respetar las leyes del reino.
 La burguesía urbana temía regresar a la tradicional política de exportar la lana en bruto a Flandes lo que provocase la disminución de la artesanía textil castellana.
Cuando Carlos abandonó Castilla, Toledo comenzó su revuelta. Los Comuneros crearan la Santa Junta en Ávila gobierno rebelde, que exigía la retirada de los impuestos aprobados en cortes, el respeto a las leyes del reino y la marcha de los consejeros flamencos.
Las tropas comuneras en Villalar fueron derrotadas en 1521 y todas las ciudades dejaron atrás el movimiento, excepto Toledo que fue dominado en 1522.

REVUELTA DE LAS GERMANÍAS

1519 - 1523

Fue un conflicto armado contra la nobleza que se produjo en el Reino de Valencia desarrollado casi al mismo tiempo que las Comunidades, aunque sin tener ambos relación ninguna.
Este enfrentamiento no solo fue a la nobleza, si no también a los mudéjares que trabajaban para ellos. El momento en que se manifestó el descontento del pueblo, apoyado por los burgueses, fue cuando los nobles huyeron de Valencia por el ataque de una peste en 1519. Tras su huida, el pueblo se hizo cargo del gobierno municipal colocando a su cargo a un representante de cada uno de los gremios de la ciudad (la Tretzena).
En el reino de Mallorca también se produjo una revuelta social. Sus causas fueron:
- La protesta de los foráneos (hombres de campo) contra la opresión que sufrían por parte de los habitantes de la ciudad.
- El profundo descontento de los burgueses y menestrales o artesanos, que se quejaban del manejo del poder y de las rentas municipales que hacían los caballeros.
Ninguna de las revueltas del reinado de Carlos I tuvo éxito, sin embargo, fueron beneficiosas para el propio monarca, ya que su autoridad se reforzó por la necesidad de la nobleza de apoyarlo sin reservas y así conseguir garantías de mantenimiento de un orden social que les era favorable.

CONCILIO DE TRENTO

1545 - 1563

El Concilio de Trento fue una reunión de los principales cargos de la Iglesia para tratar temas eclesiásticos convocado por el Papa y que repercutía a toda la cristiandad. Se convocó para responder a la Reforma protestante y para fijar el dogma católico.
El Concilio se desarrolló de forma interrumpida que permiten dividirlo en tres etapas:
 PRIMERA ESTAPA: Se inaugura el Concilio en Trento en 1545 convocada por el Papa Paulo III, donde destaca la representación española y su formación. Obliga a suspender la reunión una amenaza de una epidemia de peste en 1547.
 SEGUNDA ETAPA con Julio III. Empieza en 1551 y destaca la numerosa presencia alemana. Carlos V sufre la traición de su aliado Mauricio de Sajonia, que se alía con los protestantes y ataca al emperador en Innsbruck, por lo que se vuelve a suspender la reunión conciliar en 1552.
 TERCERA ETAPA: con Pío IV. Comienza en 1562 y ya no hay representación alemana ni reformista y se concluyen los temas en 1563.

Los dogmas concluidos se perfilaron y aclararon con respecto a ambigüedades anteriores, aportando una mayor unidad a la doctrina católica y oponiéndose a las ideas protestantes, con lo que el Concilio resultó la ruptura definitiva de ambas tendencias. Algunos de los dogmas fueron:
 La idea de la salvación del ser humano tanto por la fe como por las buenas obras.
 Una mayor moralización del clero.
 La consideración de la presencia real de Cristo en el sacramento de la Eucaristía.
 El control de la acumulación de los altos cargos en la jerarquía eclesiástica.
 El control de las indulgencias en detrimento de su abuso.
 La Vulgata de San Jerónimo como texto oficial de la Biblia.
 La interpretación de las Sagradas Escrituras reservada a la Iglesia católica.
 La sistematización de las ceremonias litúrgicas.
 La veneración a la Virgen y a los santos.
 La creación de seminarios diocesanos.
 La creación de los archivos parroquiales.

FELIPE II

1556 - 1598

(Valladolid, 1527 - El Escorial, 1598) Rey de España y de Portugal (1580). A excepción del Sacro Imperio Germánico, cuya corona cedió a Fernando I de Habsburgo. El rey y emperador Carlos V legó todas las posesiones europeas y americanas que constituían el Imperio español a su hijo Felipe II, que pasó a ser entonces el monarca más poderoso de la época. Hombre austero, profundamente religioso y perfectamente preparado para las labores de gobierno, asumió como deber insoslayable la defensa de la fe católica, y combatió tanto la propagación de la Reforma protestante en Europa como los avances del Imperio Otomano en el Mediterráneo.

REBELIÓN MORISCA EN LAS ALPUJARRAS

1568 - 1571

Esta rebelión fue un conflicto acontecido en España entre 1568 y 1571 durante el reinado de Felipe II. La abundante población morisca del Reino de Granada se alzó en armas en protesta contra la limitación de sus libertades culturales (Pragmática Sanción de 1567) y la fuerte represión religiosa. Por la gravedad y la intensidad de sus combates también se la conoce como la Guerra de las Alpujarras.
En la víspera de la navidad de 1568 hay un levantamiento iniciado en las Alpujarras y extendido por todo el reino de Granada. Los moriscos de la Alpujarra envían una delegación de 200 monfíes (moriscos desterrados y bandoleros) al Albaicín de Granada para animar a los moriscos de la capital granadina a unirse a ellos, sin conseguirlo. Se retiran a la Alpujarra y resisten mediante guerra de guerrillas al acoso de las tropas cristianas, al mando del marqués de Mondéjar, hasta que la presencia de Don Juan de Austria, hermanastro del Emperador, venido con tercios de Flandes les obliga a rendirse noviembre de 1570. Después de la rendición de los moriscos se produce un decreto de expulsión, hacia Castilla preferentemente.

BATALLA DE LEPANTO

1571

El 7 de octubre de 1571 tuvo lugar la mayor batalla naval de la historia moderna. Más de 400 galeras y casi 200.000 hombres se enfrentaron en una lucha que mostró el poder de la artillería europea sobre la marina otomana.
Hacía años que las naves turcas se habían lanzado al control del Mediterráneo occidental. Las costas italianas y españolas estaban cada vez más amenazadas. Ante el creciente peligro, España, Venecia y los Estados Pontificios formaron una alianza para enfrentarse a la armada turca (la Liga Santa), que se puso bajo el mando de don Juan de Austria, hijo de Carlos V. La armada cristiana zarpó hacia aguas griegas a mediados de septiembre de 1571.
Al amanecer del 7 de octubre, los buques de la Liga Santa comienzan a desplegarse en la boca del golfo en tres cuerpos formados en línea, y con una reserva en retaguardia. Los musulmanes, bajo el mando del almirante Alí Pachá, también forman en tres cuerpos, desplegados en forma de media luna. En total son 204 galeras cristianas por 205 galeras turcas.
A primera vista, las fuerzas parecen equilibradas, pero la realidad es que la flota de la Liga Santa dispone del doble o triple de combatientes que el enemigo, lo que va a ser determinante en la derrota del imperio otomano y el triunfo de la Liga Santa.

FELIPE III

1598 - 1621

(Madrid, 1578-1621) Rey de España y Portugal, hijo de Felipe II, a quien sucedió en 1598. La muerte de Felipe II marcó el fin de un sistema político y el inicio de otro régimen de gobierno. Los reyes españoles del siglo XVII se limitaron a cumplir los deberes burocráticos de la Corona, dejando el poder en manos de personas de su absoluta confianza, los validos.
Con Felipe III se inicia la serie de los llamados «Austrias menores», monarcas de la Casa de Habsburgo en el siglo XVII, bajo los cuales se produjo la decadencia del poderío español en Europa.

EXPULSIÓN DE LOS MORISCOS

1609

Los moriscos, antiguos musulmanes que se habían convertido al cristianismo, fueron expulsados por Felipe III, debido a que éste sentía temor a que su pasado islámico hiciera que apoyasen al Imperio Otomano ante una invasión militar de España.
El 9 de abril de 1609, Felipe III decretó la expulsión de los moriscos, sin embargo, algunos habían huido y se habían escondido en la sierra.
La expulsión de los moriscos tuvo graves consecuencias, como la drástica disminución de la población y como consecuencia la falta de mano de obra en los campos o el cambio de titularidad en las viviendas y propiedades; además, se terminó con el proceso de unificación religiosa, siendo la cristiana la única en el país, y se sanearon las arcas reales.

FELIPE IV

1621 - 1665

(Valladolid, 1605 - Madrid, 1665) Rey de España, hijo y sucesor de Felipe III. Durante el largo y crucial reinado de Felipe IV la monarquía hispánica, en la pendiente de la decadencia económica y política, vivió los últimos esplendores del Siglo de Oro y hubo de aceptar la pérdida de la hegemonía en Europa, después de guerras agotadoras y una grave crisis interna.

LA REBELIÓN DE CATALUÑA Y DE PORTUGAL

1640

El enorme esfuerzo militar que para la Monarquía suponía las continuas guerras europeas (Guerra de los Treinta Años 1618-1648) y la demanda de sacrificios a los reinos que componían la Corona realizada por la “Unión de Armas” propuesta por el Conde-Duque de Olivares precipitaron la crisis de 1640 con dos escenarios principales: Cataluña y Portugal.

El fracaso de Olivares para que las instituciones catalanas aceptaran la “Unión de Armas” no le impidió mandar tropas al Principado al estallar la guerra con Francia. La presencia de tropas castellanas precipitó el estallido de revueltas entre el campesinado catalán. El día del Corpus Christi de 1640, grupos de campesinos atacaron Barcelona y asesinaron al virrey.

La Generalitat presidida por Pau Clarís se puso al frente de la rebelión y ante el avance de tropas castellanas, los rebeldes aceptaron la soberanía de Francia. El dominio de la Francia de Luis XIII y Richelieu acabó con la reconquista del Principado y la caída de Barcelona en 1652.

Aprovechando la crisis catalana, en diciembre de 1640 se inició la rebelión en Portugal.
La falta de ayuda castellana ante los ataques holandeses contra las posesiones portuguesas en Asia y la presencia de castellanos en el gobierno del reino provocaron que las clases dirigentes lusas dejaran de ver ventajas en su unión a la Corona española. La rebelión, organizada en torno a la dinastía de los Braganza, se extendió rápidamente.

CARLOS II

1665 - 1700

Rey de España, último de la Casa de Habsburgo (Madrid, 1661-1700). Hijo de Felipe IV y de Mariana de Austria, heredó el Trono al morir su padre en 1665, permaneciendo bajo la regencia de su madre hasta que alcanzó la mayoría de edad en 1675. Parece ser que los sucesivos matrimonios consanguíneos de la familia real produjeron tal degeneración que Carlos creció raquítico, enfermizo y de corta inteligencia, además de impotente, lo que acarreó un grave conflicto sucesorio, al morir sin descendencia y extinguirse así la rama española de la Casa.

INDEPENDENCIA DE PORTUGAL

1668

El apoyo de Francia e Inglaterra llevó a que Mariana de Austria (madre-regente de Carlos II) acabara reconociendo la independencia de Portugal en 1668.

GUERRA DE SUCESIÓN

1701 - 1713

Carlos II, que había muerto sin descendencia, nombró sucesor a Felipe de Anjou (nieto de Luis XIV de Francia) y fue coronado con el título de Felipe V. Acababa así la dinastía de los Habsburgo y llegaba al trono español la dinastía de los Borbones.

Se formó un bando dentro y fuera de España que no aceptaba al nuevo rey y apoyaba al pretendiente el Archiduque Carlos de Habsburgo. La guerra civil y europea estalló.
El conflicto tenía una doble perspectiva:

El ascenso al trono español de Felipe V (temida unión de España y Francia bajo un mismo monarca). Este peligro llevó a Inglaterra y Holanda a apoyar al candidato austriaco.
Por otro lado, Felipe V representaba el modelo centralista francés, apoyado en la Corona de Castilla, mientras que Carlos de Habsburgo personificaba el modelo foralista, apoyado en la Corona de Aragón y, especialmente, en Cataluña.

La guerra terminó con el triunfo de Felipe V. Carlos de Habsburgo heredó en 1711 el Imperio alemán y se desinteresó de su aspiración a reinar en España.

La guerra concluyó con la firma del Tratado de Utrecht en 1713 y estipuló lo siguiente:
• Felipe V era reconocido como Rey de España pero renunciaba a la corona francesa.
• Los Países Bajos españoles y los territorios italianos (Nápoles y Cerdeña)pasaron a Austria. El reino de Saboya se anexionó la isla de Sicilia.
• Inglaterra obtuvo Gibraltar, Menorca y el navío de permiso y el asiento de negros.