Fútbol Club Barcelona

El Fútbol Club Barcelona (oficialmente en catalán, Futbol Club Barcelona) es una entidad polideportiva de la ciudad de Barcelona, Cataluña, España.

FCB

Nacimiento del FCBarcelona

1899 - 1909

Hans Gamper (Winterthur, Suiza, 1877 – Barcelona, 1930) llegó a Barcelona en 1898 por motivos profesionales
En sus ratos de ocio jugaba a fútbol con un grupo de compañeros en la Bonanova.
En octubre de 1899, Gamper publica un anuncio en la revista Los Deportes en el que hace un llamamiento para formar un equipo de fútbol.
El 29 de noviembre, Gamper y once hombres más (el suizo Otto Kunzle, los ingleses Walter Wild, John y William Parsons, el alemán Otto Maier, y los catalanes Lluís d’Ossó, Bartomeu Terradas, Enric Ducal, Pere Cabot, Carles Pujol y Josep Llobet) se reúnen para formar una asociación que llevará el nombre y el escudo de la ciudad: el Futbol Club Barcelona.

Campo del antiguo velódromo de la Bonanova

1899

Primer campo de fútbol.

La Macaya

1902

El primer título oficial ganado por el Club.

El escudo actual

1910

Después de haber utilizado durante una década el escudo de la ciudad el equipo consiguió su escudo propio.

Consolidación en el campo de la calle de la industria

1919 - 1930

Empezaba una nueva etapa en la historia de la entidad, que supuso su consolidación en el panorama futbolístico y social de la ciudad y del país. Es un proceso en que confluyeron varias circunstancias: en primer lugar, la consolidación como entidad, sobre la base de un constante incremento del número de socios; la reforma de los estatutos, y el primer terreno de juego propio del Club. Paralelamente, sobrevino una etapa de éxitos deportivos y los primeros jugadores reconocidos por la afición, en una fase en que se inicia el profesionalismo del fútbol.

Luchando contra la historia

1930 - 1939

Compromiso con la justicia y la democracia
El FC Barcelona estaba comprometido con la situación social, política y cultural iniciada por la Generalitat republicana. El boletín oficial del Club, en octubre de 1932, lo dejaba muy claro: «En la popularidad de nuestro club entran, innegablemente, elementos extradeportivos.» La participación en actos políticos y culturales formaba parte de dicho compromiso.
Acababa de iniciarse la guerra, y ante la amenaza de confiscación del FC Barcelona, los empleados del Club se organizaron en comité en una decisión trascendental que salvó a la entidad. El comité manifestó su voluntad firme, decidida y explícita de no romper con la directiva existente al principio de la guerra.
La década de los años treinta estuvo marcada por una inestabilidad política y una crisis general que inevitablemente afectaron al FC Barcelona. En esos 10 años se vivió la muerte del fundador, una República, la Guerra Civil y el asesinato del presidente Josep Suñol; un clima de precariedad que redujo el número de socios y obligó a rescindir los contratos de algunos jugadores.

Muere Joan Gamper

1930

El 30 de julio de 1930, el barcelonismo recibió la peor noticia de su centenaria historia: Joan Gamper se había quitado la vida por problemas personales.

Años de perseverancia

1940 - 1949

El Club no desapareció por muy poco. La dura represión y la depuración llevada a cabo por las autoridades militares y civiles en sus discursos desnaturalizó a la entidad.
La depuración también afectó a los jugadores y todos aquellos que habían participado en la gira futbolística en América fueron suspendidos por dos años.
Muchos de los jugadores se exiliaron al extranjero, el escudo y el nombre del Club se modificaron porque parecían poco españoles y los presidentes del Club fueron elegidos a dedo por las autoridades deportivas.
Sin embargo, gracias a la plantilla que se configuraría en los últimos años, la década de los cincuenta empezó con una serie de títulos más esperanzadores. Para muchas personas, los partidos del Barça en Les Corts eran un oasis de libertad en unos años de miedo, miseria y represión.

Kubala y su tiempo

1950 - 1961

El Camp Nou se hace grande por voluntad de la masa social.
Durante la década de los cincuenta se produce un considerable crecimiento de la masa social en el Club. De los 26.300 socios se pasó a los 52.791, un incremento ligeramente superior al 100%. Hubo varios motivos que causaron este aumento de socios.
La llegada de Ladislao Kubala fue determinante para los éxitos del Barça y se convirtió en el ídolo de los barcelonistas. Las victorias del equipo y el mito de Kubala fueron claves para fidelizar a los seguidores. Avanzaba la inserción del Barça en la sociedad catalana.
Por otra parte, a partir de 1951, la incipiente recuperación económica y el hecho de que los aumentos salariales estaban un poco por encima de los índices de inflación, mejoraron el poder adquisitivo de mucha gente. El precio del carné ya suponía un gasto menos oneroso.
El Club necesitaba un estadio más grande. En 1953, el eslogan electoral de Miró-Sans “necesitamos, queremos y tendremos un nuevo campo” fue decisivo para convertirlo en presidente del Barça. La construcción del Camp Nou representó una afirmación de la capacidad modernizadora de la entidad.

La inauguración del Camp Nou

1957

Se inauguró durante la presidencia de Francesc Miró-Sans, el 24 de septiembre de 1957, fiesta de La Mercè, patrona de Barcelona. En la inauguración se celebraron actos festivos y un partido contra una selección de jugadores de Varsovia. El Barça obtuvo su primera victoria en el estadio, por 4 a 2. Eulogio Martínez fue el autor del primer gol.
El estadio tenía una capacidad inicial para acoger a 93.053 personas. El coste total del Camp Nou fue de 288.088.143 pesetas. Hoy en día, el Camp Nou es el estadio con más capacidad de Europa, con espacio para 98.772 espectadores.

Cruyff, democracia

1969 - 1978

En 1969, Agustí Montal Costa ganó las elecciones para la presidencia del Club. Su programa insistía en la implicación de los socios, con el compromiso de intentar que todos vieran reflejada su opinión a través del voto. En 1973 Montal fue reelegido presidente. Se había presentado con el eslogan “El Barça es más que un club”.
Durante todo su mandato fue un gran defensor de la recuperación del catalanismo y un firme opositor al centralismo futbolístico que ejercían la Federación Española y la Delegación Nacional de Deportes. Gracias a su impulso, el Futbol Club Barcelona fue recuperando todos sus símbolos, empezando por el nombre de la entidad, que había sido castellanizado tras la guerra.

El fichaje de Johan Cruyff

1973

Para poner fin a la sequía deportiva de los últimos años, había que contar con un jugador que despertara el entusiasmo de los seguidores. El elegido fue un delantero holandés que triunfaba en toda Europa con el Ajax de Ámsterdam: Johan Cruyff
El 13 de agosto de 1973, Cruyff ya era azulgrana. Se convirtió en el líder de un equipo de talento dirigido por Rinus Michels, que devolvió la alegría al Camp Nou. Cruyff escenificaba un juego inteligente y tenía una técnica soberbia.
El holandés protagonizó momentos antológicos, como un gol de leyenda que marcó al Atlético de Madrid. Voló para controlar en el aire un centro de Rexach y batir al portero Reina.

Más socios, más estrellas

1978 - 1988

La aplastante victoria en Basilea, en mayo de 1979, en la que el Barça conquistó por primera vez la Recopa de Europa, devolvió al FC Barcelona a los primeros puestos de los grandes clubes mundiales. Era el primer gran triunfo de la era presidencial de Josep Lluís Núñez.
Durante la década de los ochenta, el FC Barcelona alternó alegrías y decepciones, unos sentimientos marcados por los resultados deportivos, el rendimiento de los grandes fichajes y otros asuntos extradeportivos.
Fueron años de llegadas de futbolistas de ensueño (Quini, Maradona, Schuster, Alexanco, Julio Alberto, Urruti, Marcos, etc.) y de entrenadores con formas distintas de ver el fútbol (Helenio Herrera, Lattek, Menotti, Venables, etc.). Fueron también los años de los primeros contratos multimillonarios y de la aparición de los derechos de televisión como elemento para entender las dinámicas económicas del Club.

El "Dream Team"

1988 - 1996

El FC Barcelona consiguió encarrilar cuatro campeonatos de Liga consecutivos entre 1990 y 1994. La conquista de la Copa de Europa en 1992 marcó el punto culminante de esta etapa, recordada por el juego de toque, el afán ofensivo y el espíritu ganador de los jugadores de Cruyff. Bautizado como el 'Dream Team' del fútbol europeo, fue un equipo con nombres inolvidables, que han hecho historia:
Zubizarreta, Bakero, Begiristain, Laudrup, Koeman, Stoichkov, Romario, Eusebio, Nadal, Guardiola, Amor, Juan Carlos, Ferrer, Nando, Julio Salinas, Serna, Alexanco y Goikoetxea.

El Barça de Cruyff gana la primera Copa de Europa con un gol mítico en Wembley

1992

El sueño se hacía realidad el 20 de mayo de 1992 en Londres, en el estadio de Wembley, ante el Sampdoria de Génova.

Un club centenario

1996 - 2008

Son pocas las entidades que logran convertirse en centenarias, pocas las que consiguen tanta constancia y continuidad. El Centenario quería ser el punto de enlace entre un pasado glorioso y un futuro lleno de ilusiones.
Los actos conmemorativos fueron una fiesta de barcelonismo, un recorrido emotivo por la historia del Club que se celebró durante todo el año. Participaron varias personalidades destacadas de la cultura catalana, y se implicaron entidades y medios de comunicación. El reconocido artista, Antoni Tàpies, confeccionó el cartel oficial del Centenario, sumándose así a la obra de otros artistas y escritores de prestigio internacional que han contribuido a engrandecer el universo simbólico del FC Barcelona.

La segunda copa de Europa

2006

El 17 de mayo de 2006, el Barça conquistó su segunda Copa de Europa, en París, ante el Arsenal, al que venció por 2-1

Los goles de Eto’o y de Belletti iluminaron el estadio Saint Denis. Era el triunfo del fútbol alegre, el llamado “jogo bonito”, un estilo de juego valiente y atrevido, alabado en todas partes. Miles de socios y aficionados celebraron el triunfo en París, mientras millones lo hacían en Barcelona y en otras ciudades de dentro y fuera de Cataluña.

Los mejores años de la historia

2008 - 2011

Bajo la dirección de Guardiola el equipo cobró una nueva dimensión. Siguiendo el estilo que había iniciado Cruyff, Guardiola fue un firme defensor del modelo deportivo de la cantera, y contó desde el principio con estos jóvenes jugadores para formar su equipo, el mejor de la historia del Barça.
La triple nominación a la FIFA Balón de Oro 2010 de Xavi, Iniesta y Messi, tres jugadores formados en la Masia, supuso el reconocimiento internacional de un modelo deportivo que consiste en educar, formar y subir jugadores jóvenes de todas las categorías del Club.
Con este equipo se consolidó un modelo de éxito que llevó el FC Barcelona a vivir los mejores años de su historia, con la consecución, entre otros títulos, de dos Ligas de Campeones y tres campeonatos de Liga, así como el ansiado Mundial de Clubs, que culminó un año, el 2009, en el que el equipo ganó seis títulos, algo sin precedentes en la historia del fútbol mundial.
El Barça batió récords históricos, jugó partidos memorables y ganó los títulos más destacados. Pero el momento culminante del equipo de Guardiola llegó en Wembley, donde hipnotizó con su juego y deslumbró al mundo con un fútbol de ensueño. La prensa mundial elogió al Barça y se rindió a la excelencia de un equipo que escribía una de las páginas más brillantes de la historia del fútbol.
Los éxitos del fútbol se sumaron a los de las secciones profesionales. Los equipos de baloncesto, balonmano y hockey patines se erigieron campeones de Europa, y el de fútbol sala ganó su primera , título que cerraba la temporada 2010-11 con una cifra récord: los equipos profesionales azulgrana llevaban dieciséis títulos, nunca en sus 112 años de historia el FC Barcelona había ganado tantos trofeos en una sola temporada.

El año mágico: el barcelona de las seis copas

2009

Bajo la dirección de Josep Guardiola, el equipo selló un año de ensueño, consiguiendo todos los trofeos oficiales posibles.
Seis títulos que se consiguieron con autoridad y con el reconocimiento unánime de la superioridad del equipo en el terreno de juego.
A final de temporada, la escalada de éxitos fue vertiginosa, y los títulos se fueron sucediendo hasta acabar el año.

13 de mayo Copa del Rey
16 de mayo Liga
27 de mayo Liga de Campeones
23 de agosto Supercopa de España
28 de agosto Supercopa de Europa
19 de diciembre Mundial de Clubs

La cuarta Champios

2011

El 28 de mayo de 2011 el Barça levantó la cuarta Copa de Europa.
La victoria, en el nuevo estadio de Wembley, en el mismo lugar donde el Barça de Cruyff ganó por primera vez el trofeo en 1992, estaba cargada de simbolismo.