Integradora de historia 5to año

Events

Argentina Sociedad de Masas. Los años peronistas

1943 - 1955

El peronismo o justicialismo es un movimiento político surgido en Argentina a mediados de la década de 1940 alrededor de la figura de Juan Domingo Perón y un considerable número de sindicatos. Desde su surgimiento ha tenido una importante influencia política en ese país. En su forma partidaria, se organizó primero como Partido Laborista, luego como Partido Peronista, renombrado posteriormente como Partido Justicialista. En 1949, dos años después de ser sancionada la ley de voto femenino, el peronismo se organizó también en el Partido Peronista Femenino, fundado por Eva Perón e integrado solo por mujeres.
El peronismo surge en el curso de la llamada Revolución del 43, un gobierno militar heterogéneo que había derrocado al último de los gobiernos fraudulentos del período conocido como la Década Infame. Algunos meses después del golpe, un importante grupo de dirigentes sindicales socialistas y sindicalistas revolucionarios, estableció contacto con Perón y el coronel Mercante, que llevó a la formación de una alianza para incidir juntos en la política laboral del gobierno militar. Los sindicalistas propusieron a Perón y Mercante crear una Secretaría de Trabajo, fortalecer la CGT y sancionar una serie de leyes laborales que aceptaran los reclamos históricos del movimiento obrero argentino. En esas reuniones previas, Perón intentó sintetizar el reclamo sindical definiéndolo como una política para dignificar el trabajo.
Desde ese momento, el grupo de sindicalistas y militares dirigido por Perón, impulsó una estrategia de tomar a su cargo la política laboral del gobierno militar. En primer lugar Perón logró que se le asignara un cargo menor en el gobierno, como jefe del Departamento de Trabajo. Desde ese cargo y con el apoyo activo de una cantidad creciente de dirigentes sindicales, Perón inició una reforma profunda en materia de derechos laborales, convenios colectivos de trabajo y de previsión social, que lo llevó a fortalecerse políticamente en el seno del gobierno. Sucesivamente Perón logró elevar la jerarquía de su Departamento de Trabajo al rango de secretaría ministerial, acumulando luego los cargos de Ministro de Guerra y Vicepresidente.
Las reformas laborales, el aumento del poder de los sindicatos y la consolidación de Perón dentro del gobierno militar, generaron un fuerte movimiento de oposición a Perón en los sectores empresariales y otros grupos militares del gobierno, a los que poco a poco se sumaron todos los partidos políticos existentes en ese momento.

El 17 de octubre de 1945:
El peronismo considera al día 17 de octubre de 1945 como el día fundacional del movimiento peronista. Nueve días antes, el 8 de octubre de 1945, hubo un enfrentamiento entre Perón y el jefe de guarnición de Campo de Mayo, general Eduardo J. Ávalos. Historiadores como Galasso y Potash sostienen que la renuncia de Perón fue una exigencia de los jefes militares de Campo de Mayo "como condición insolayable para mantenerse en orden y no avanzar hacia la Casa Rosada".
Antes de dejar el gobierno, Perón obtuvo del presidente Edelmiro Farrel, la autorización para despedirse públicamente usando la red de radiodifusión. Lo que hizo entonces fue transmitir por radio el discurso que dio ante sus seguidores convocados de urgencia ante la Secretaría de Trabajo, instando a los trabajadores “a defender las conquistas sociales otorgadas”.
El sector de las fuerzas armadas que había dado el golpe, respondió exigiendo a Farrell que dispusiera el arresto de Perón, que se hizo efectivo primero en la isla Martín García y luego en el Hospital Militar.
El 17 de octubre, sin embargo, una gran manifestación de trabajadores impulsada por algunos dirigentes gremiales, se reunió en la Plaza de Mayo exigiendo la liberación de Perón. La situación dio un vuelco y Perón fue liberado esa misma noche, luego de lo cual habló desde uno de los balcones de la Casa Rosada a la multitud que se había congregado en la plaza. La composición social de los adherentes al peronismo, con claras evidencias de pertenecer a los sectores más desposeídos, generó una ola de reacciones fuertemente discriminatorias, en los sectores que se reconocían como antiperonistas.

El primer peronismo (1946-1955):
Suele referirse con la expresión "primer peronismo" al que se desarrolló entre 1946 y 1955, con las dos primeras presidencias de Perón. En efecto, en ese período, la Argentina sería gobernada por el peronismo, con Perón como presidente de la Nación, luego de ganar las elecciones presidenciales de 1946 y 1951. Ese ciclo se cierra con el golpe de Estado de 1955, que derroca a Perón.
Todos los historiadores coinciden en señalar el peronismo se caracterizó por la promoción de los derechos sociales y laborales, con un fuerte perfil sindical y favorable a la “clase trabajadora”.
Los historiadores peronistas destacan también la conquista de los derechos políticos de las mujeres, la sanción de una nueva Constitución que amplió los derechos de la ciudadanía y las funciones del Estado como regulador de la economía, la promoción de los derechos de la niñez, el impulso a la industrialización de país, la presencia del Estado en sectores estratégicos de la economía (ferrocarriles, siderurgia, energía, banca, comercio exterior, etc.), la gratuidad de la educación pública universitaria, la promoción del turismo social. En materia internacional destacan una postura no alineada con ninguno de los bandos enfrentados en la Guerra Fría que recibió el nombre de “tercera posición” y una política de alianzas latinoamericanas, en especial con Brasil y Chile.
La historiografía peronista pone el acento en el racismo y la extrema resistencia de los grupos dominantes (la "oligarquía") a las medidas de promoción social y de tipo nacionalista, así como la multiplicación de asesinatos y actos terroristas y golpistas realizados por la oposición, en especial el golpe de Estado del 28 de septiembre de 1951, el atentado terrorista en la Plaza de Mayo del 15 de abril de 1953, el Bombardeo de la Plaza de Mayo y el golpe de estado de 1955.

Primera presidencia de Perón:
La primera presidencia de Perón se caracterizó por un gran avance en la redistribución de la riqueza a favor de los sectores más postergados, la creación de un considerable Estado de Bienestar, el fortalecimiento del sindicalismo, una amplia política de ayuda social llevada adelante por Eva Perón a través de la Fundación Eva Perón, la sanción de la ley de reconocimiento de los derechos políticos de las mujeres (voto femenino), una política sistemática de promoción de la industrialización, la nacionalización de varios sectores de la economía, la gratuidad de la enseñanza pública universitaria, y una política internacional equidistante en la Guerra Fría tanto de Estados Unidos como de la Unión Soviética conocida como "la tercera posición", y la sanción de una nueva constitución, conocida como "Constitución de 1949" o "Constitución Peronista", inspirada en los principios justicialistas.

La segunda presidencia de Perón:
La segunda presidencia de Perón se caracterizó por un aumento de la violencia política y de las dificultades económicas, que hicieron retroceder la participación de los trabajadores en la riqueza total. Se registran importantes huelgas, en particular de bancarios y ferroviarios. En este período muere Eva Perón. La Iglesia Católica que había apoyado al peronismo hasta ese momento, adoptó una postura de fuerte enfrentamiento activo. En 1955 un movimiento opositor bombardea Plaza de Mayo asesinando a más de 300 personas e hiriendo a más de 800. Poco después un golpe de Estado derrocó al gobierno peronista.
Entre las medidas adoptadas se destacan la ley de divorcio, la orden de que las escuelas públicas fueran laicas y la ley de convenios colectivos. Ante las dificultades económicas, en 1955 Perón convocó a un Congreso de la Productividad y el Bienestar Social, con participación de los sindicatos y los empresarios.

Recurso: https://www.youtube.com/watch?v=5tNVgcsHBNg
El recurso utilizado es un pequeño documental donde se habla de los años peronistas hasta el golpe de estado en 19955.

fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Peronismo#Historia_del_peronismo

El proceso de descolonización en el mundo árabe

1945 - 2000

Oriente Próximo, así como el norte de África, después de la Segunda Guerra Mundial vivieron un complicado proceso de descolonización enmarcado en la eclosión de un fuerte sentimiento de identidad nacional.

Los conflictos en Oriente Próximo: la creación del estado de Israel:
La desaparición del Imperio Turco había transformado la faz de Oriente Medio, pero una serie de países continuaban sometidos al régimen de protectorados internacionales bajo la vigilancia de Francia (Siria y Líbano) o del Reino Unido (Palestina, donde la decisión de otorgar un espacio para los judíos -el futuro estado de Israel- complicó aún más la situación). Después de la Segunda Guerra Mundial y del impacto causado por el horror del Holocausto, los judíos plantearon la necesidad de instalar un territorio poblado por árabes, bajo mando británico, pero también por unos 600.000 judíos que habían ido llegando desde principios del siglo XX. Una campaña de atentados de la milicia judía (Haganah) comenzó a forzar la retirada británica desde 1945 y presionar en pro de un Estado judío hasta que, finalmente, en 1947 un resolución de la ONU propuso la partición de Palestina en dos estados (judío y palestino). Los británicos se retiraron de la zona y Ben Gurion proclamó el Estado de Israel en 1948, sin conseguir el reconocimiento de los países árabes de los alrededores. La expulsión de los palestinos de los territorios entregado al nuevo estado judío tuvo como consecuencia del estallido de la primera guerra árabe-israelí (1948-49) que acabó con un armisticio que suponía el triunfo de Israel sobre la Liga Árabe (Egipto, Siria, Arabia Saudita, Jordania, Irak, Líbano y Yemen): se reconocía la partición de Jerusalén en dos zonas, se otorgaba nuevos territorios a los judíos y la reclusión de los palestinos en dos pequeñas franjas en Gaza y Cisjordania bajo la administración de Egipto y Jordania.

Las consecuencias en el mundo árabe:
En Egipto, la corrupta monarquía fue derrocada por un grupo de oficiales dirigidos por Nasser (1952) que proclamó la República, consiguiendo la retirada de los británicos de Sudán (1953) y la nacionalización del Canal de Suez (1956). Nasser lideró la oposición al sionismo y al colonialismo occidental, espoleando el mundo árabe donde aparecieron nuevas repúblicas: el nuevo Irak (1958), Somalia y Mauritania (1960), Yemen del Sur (1962). Otros se constituyeron en estados petrolíferos, gobernados por monarquías autoritarias y prooccidentales: Arabia Saudita, Omán, Kuwait, Qatar y los Emiratos Árabes. De todos modos, el movimiento panarabista encontró en la oposición al Estado de Israel un objetivo común. En Irán, en cambio, un golpe de Estado había derribado el sha pro-occidental, Muhammad Reza Pahlawi (1951), pero dos años más tarde pudo volver al poder bajo el mismo procedimiento y el apoyo de los Estados Unidos (1953) hasta que la oposición de los líderes religiosos chiítas (ayatolás) la derribaron, finalmente, en 1979 con el liderazgo del ayatolá Jomeini, personaje clave del fundamentalismo islámico.

Las guerras árabe-israelíes:
La zona de Oriente Próximo quedó constituida como una de las grandes áreas de enfrentamiento y de tensión mundial. Los Estados Unidos apoyaron a Israel, mientras que Palestina contó con la ayuda de los musulmanes y de la URSS.
Durante la segunda guerra árabe-israelí (1956) los judíos atacaron Egipto e invadieron la península del Sinaí, pero acabaron retirándose. La Guerra de los Seis Días estalló en 1967 como medida preventiva de Israel, ante una posible ofensiva árabe, con el empleo de Belén, Jerusalén, Jericó, la isla de Tiran, el Sinaí hasta el Canal de Suez y los altos del Golán, estableciendo un área de seguridad alrededor de sus territorios. La laborista Golda Meir (1969) quiso negociar con los árabes, durante su mandato, pero la matanza de atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich (1972) frustró el proceso de paz. Más adelante, un nuevo proyecto de paz, ahora presentado por Anwar el Sadat, presidente egipcio, fue rechazado provocando un golpe de fuerza por parte de las tropas egipcias y sirias que atacaron Israel el día del Yom Kippur (fiesta sagrada de los judíos) y embargaron el petróleo destinado a los Estados Unidos, hasta la intervención de la ONU que recomendó el cese de las hostilidades.

El problema palestino:
La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) fue dirigida por Yasser Arafat (1964), adoptando la acción directa y el terrorismo para llamar la atención mundial. Los palestinos, sin estado propio, no querían continuar sometidos a la autoridad de Israel y recibieron el apoyo de los países árabes, pero abandonaron el terrorismo a partir de 1970 y recibieron los reconocimiento de la ONU (1974).
En 1977 se produjo el primer acercamiento diplomático cuando el presidente de Egipto, Sadat, reconoció el estado de Israel. Los acuerdos de Camp David, propiciados por Jimmy Carter (presidente de EEUU), significaron el abandono de los territorios ocupados por Israel en el Sinaí, así como la predisposición de los palestinos a reconocer el estado de Israel ya abrir negociaciones para conseguir la creación de un Estado palestino.
En 1987, sin embargo, la OLP promovió un movimiento la insurrección de los palestinos en los territorios ocupados por Israel conocido como la intifada, proclamando el año siguiente el Estado palestino de forma unilateral. La situación comenzó a reconducirse a raíz de la Conferencia de Madrid (1991) donde la consigna “paz por territorios” ganó terreno y desembocó en los acuerdos de Oslo (1995) con la creación de unas zonas autónomas en Jericó y Gaza, gobernadas por una autoridad palestina encarnada en Yasser Arafat. Los incumplimientos por parte de Israel provocaron la segunda intifada (2000) y la aparición de organizaciones palestinas radicales (Gijad Islámica y Hamás) que han provocado la inestabilidad de la zona hasta el presente.

Recurso:
La imagen muestra la descolonización del Mundo Árabe Entre 1945 y 1952: Siria y Líbano 1946 y la partición de Palestina en 1947.

Fuente: http://kerchak.com/descolonizacion-y-tercer-mundo/

La dinámica del crecimiento occidental y Japón

1945 - 1973

La economía mixta:

Uno de los rasgos más novedosos del escenario de la posguerra fue la emergencia de la economía mixta, la cual se basaba en una relación entre el sector privado, el Estado y los sindicatos. Después de la gran depresión de la década de 1930, quedó clara la necesidad de una intervención creciente del Estado por la incapacidad de la economía de mercado para resolver los problemas generados por la crisis. A partir de la posguerra, este concepto evolucionó hacia posiciones más ambiciosas: el Estado también debía asegurar el crecimiento a largo plazo y que el mismo fuera de la forma más equitativa posible.
La economía mixta se fortaleció mediante la búsqueda del consenso social y político, que se plasmó en la conformación de gobiernos de coalición en los que tomaron un rol activo los partidos de izquierda y los sindicatos. Se adoptaron medidas de reforma como la nacionalización de las industrias básicas, la creación de organismos planificadores y la participación obrera en las ganancias y en la dirección de las empresas. Los rasgos principales de esta nueva realidad fueron los derivados de la convergencia entre el mundo capitalista y el comunista: producción en gran escala, planificación en sustitución del mercado, regulación de la demanda por parte del Estado a través del control de precios y salarios, y el papel preponderante de este en la provisión de fuerza de trabajo educada y entrenada.

La empresa, el trabajo y capital:

El crecimiento experimentado por la economía occidental se vincula con una modificación de los factores de producción de trabajo y capital. Los avances tecnológicos, la implementación de economías de escala y las mejoras en la organización empresarial, aumentaron la productividad. El aumento de la oferta de trabajo se debió al crecimiento natural de la población y a los cambios en la tasa de la población activa fruto de la incorporación masiva del trabajo femenino, por los movimientos internacionales de población y por la atracción de trabajadores procedentes del agro. No solo se observaron aumentos cuantitativos de la oferta de trabajo, sino también cualitativos de debido a la mejora del sistema educativo.
Por otro lado, el progreso técnico vivido en esta época estuvo vinculado a: la multiplicación de las materias primas gracias la fabricación de fibras sintéticas y a las aleaciones de metales, el espectacular desarrollo de nuevas maquinarias e instrumentos, los avances en la extracción de recursos naturales y las mejoras en los transportes y comunicaciones. Esta revolución tecnológica fue fundamental para la producción en masa, la automatización y la industrialización de la ciencia. La introducción de mecanismos automáticos y semiautomáticos, potenciados por la irrupción de las computadoras, facilitó la expansión de sectores como los del automóvil, los electrodomésticos, la industria química, etc. Las posibilidades de transferencia de tecnología aumentaron mucho más en estos años, a favor de los esfuerzos de Estados Unidos desde el plan Marshall en adelante. La introducción y la difusión de los procesos automáticos contribuyeron a la generalización de la organización fordista del trabajo simplificando y fraccionando las tareas.

Japón:

Japón se trata de un país pobre en recursos naturales, superpoblado y con una escasa superficie cultivable por habitante. Es el primer caso de una economía no occidental que despega hasta en punto de convertirse en la segunda potencia del planeta. Para Japón, el enfrentamiento del 1939-1945 terminó en un desastre en el terreno militar y económico. No solo perdió todas sus colonias y su influencia en Asia, sino que también les fueron arrebatadas sus inversiones en Manchuria y China. La idea original de los vencedores era acabar con la hegemonía japonesa en el extremo oriente limitando su crecimiento. Sin embargo, la evolución de la coyuntura internacional, marcada por la guerra fría y al triunfo de Mao Tse Tung en China, obligó a la reconstrucción del Japón como bastión contra los países socialistas. La Guerra de Corea (1950-1956) terminó de definir la situación: la demanda de armamentos y repuestos militares por parte del ejército estadounidense se volcó hacia la economía japonesa, por lo que fue preciso modificar los planeamientos originales, proponiéndose el desarrollo de Japón como potencia hegemónica en el sudeste asiático.

El crecimiento explosivo experimentado por Japón, desde principios de los años 50 hasta la crisis del petróleo, fue claramente superior al de cualquier otro país. Esto se debe a una multiplicidad de causas. En primer lugar, el clima internacional de la posguerra, asentado en la hegemonía de Estados Unidos y la expansión del comercio mundial impulsada por el GATT, creo las condiciones necesarias pera la colocación de exportaciones japonesas en el mercado mundial, fundamental para pagar las importaciones de materias primas como petróleo y recursos tecnológicos. Otro factor, fue el importante suministro de mano de obra barata para la industria proveniente del sector agrícola, permitió una gran elasticidad en la oferta, por lo que fue viable que los salarios crecieran menos que la productividad facilitando el descenso de los costos. Por otro lado, el elevado nivel de ahorro de la población, asentado sobre una baja propensión al consumo, permitió que el país tuviera el mayor índice de inversión dentro de los países desarrollados.

Por otro lado, el papel del Estado partió del rechazo de una estrategia de crecimiento a largo plazo basada en la teoría de ventajas comparativas, por lo que actuó como mecanismo de compensador de las deficiencias del mercado. Además, coordinó de manera amplia el conjunto de la actividad productiva, involucrando organismos públicos y sectores de la actividad privada. Asimismo, desde el estado se estructuró un sistema educativo de alta calidad, dirigido a impulsar el desarrollo económico y a servir a las grandes empresas. Muchos alumnos solo estudiaban para obtener empleo en una de las principales compañías. El proceso de modernización industrial se realizó inicialmente a partir de la utilización de recursos tecnológicos provenientes de Estados Unidos. Este impulso inicial fue acompañado por un considerable esfuerzo del Estado para impulsar el cambio tecnológico, incrementando los gastos en la investigación básica y aplicada. Por último, el predominio del Confucianismo en la sociedad japonesa implicó el asentamiento de una visión del mundo que justificaba el orden social existente y el encolumnamiento detrás de la autoridad. La organización fabril japonesa, con todas sus peculiaridades, fue entonces aceptada mayoritariamente como parte de ese status quo incuestionable, y las clases trabajadoras apuntalaron con su esfuerzo la estrategia de expansión económica acelerada.

Fuente:
https://es.wikipedia.org/wiki/Edad_de_oro_del_capitalismo#La_din.C3.A1mica_del_crecimiento_occidental

Mundo de Posguerra. El rol del Estado en las economías occidentales

1945

Estado de bienestar:

Se trató de una serie de políticas y estrategias de los Estados para intervenir en la creciente economía capitalista en favor de los sectores sociales mayoritarios de un país.
Una vez que la prosperidad económica comenzó a establecerse, la sociedad comenzó a demandar mayores garantías económicas tanto a la industria como al Estado. Principalmente en Europa, los estados intervinieron regulando legislativamente aspectos laborales como sueldos mínimos, seguros y otros derechos para los trabajadores. Esta intromisión estatal significó un nuevo paradigma en el modelo económico capitalista que reinaba.
Pero los Estados además invirtieron sus recursos en beneficios para sus ciudadanos. De este modo la salud, la educación, la vivienda y otros recibieron subvención de parte de los gobiernos o se crearon organismos que satisficieron éstas necesidades aceptándolas ahora como derechos. El Estado comenzó a intervenir en la economía para velar por el bienestar de los sujetos.
La prosperidad económica y el estado de bienestar tuvieron auge y expansión entre los años 1945 y 1973 correspondiendo con el fin de la Segunda Guerra Mundial y la Crisis del Petroleo respectivamente.

Era dorada:

Se denomina Edad de oro del capitalismo o años dorados al período socioeconómico transcurrido desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945 hasta la crisis del petróleo de 1973. El mismo estuvo caracterizado por dos procesos: el crecimiento económico nunca antes alcanzado y el enfrentamiento entre las dos grandes potencias, los Estados Unidos y la Unión Soviética, en el marco de la Guerra Fría. Esta fue una de las razones por las que la expansión del capitalismo fue acompañada de una fuerte presencia del Estado, otorgando importancia a cuestiones sociales.
En la posguerra se acentuó la tendencia intervencionista del Estado que había comenzado a desarrollarse en la década de 1930 y que dio forma al Estado de Bienestar. El Estado, en los países occidentales, asumió tareas activas en relación con las posibilidades de incidir directamente sobre la actividad económica, en cuestiones como el nivel de empleo, de demanda y de inversión, para asegurar las condiciones de reproducción del sistema capitalista.
Uno de los nuevos y más destacados rasgos de la economía fue la producción a bajo costo de una enorme y diversificada cantidad de bienes, a raíz del desarrollo de nuevas tecnologías y la introducción de métodos de producción más eficientes. La consecuencia fue la necesidad de dar salida a estos excedentes de producción, para cual el desarrollo de la publicidad condujo a la consolidación de la llamada sociedad de consumo.
En este período, Estados Unidos se consolidó como la principal potencia mundial y a su vez, países como los de Europa Occidental y Japón registraron altísimas tasas de crecimiento. Por otro lado, la concentración de los beneficios del desarrollo industrial de estos países, condujo a un incremento de las desigualdades con los subdesarrollados del hemisferio sur. A pesar de que iniciaron el proceso de industrialización no pudieron desprenderse de la dependencia de las exportaciones de materias primas y alimentos.

Fuentes:
http://www.escolares.net/historia-universal/la-posguerra-prosperidad-economica-y-estado-de-bienestar/

Latinoamérica: cambio de rumbo político y económico. Intervención norteamericana en Guatemala. Movimiento Nacionalista Revolucionario en Bolivia

1945 - 1960

Panorama de América Latina:
El final de la 2da Guerra Mundial supuso grandes cambios para América Latina. Como en otras partes del mundo el triunfo de los aliados favoreció el establecimiento de regímenes democráticos.
Esta ola democratizadora implicó una ampliación en la participación política de la población, y la concreción de significativas demanda de cambio social. Por ello en las agendas de los nuevos gobiernos de posguerra se detallaba un conjunto de medidas destinado a llevar adelante una serie de reformas, como el derecho de agremiación de los obreros, la nacionalización de recursos productivos estratégicos y un plan de reforma agraria para combatir los efectos dañinos de los latifundios.
Pero este clima democrático se deterioró en la mayoría de los países latinoamericanos durante la década del ’50. En este deterioro cumplió un papel importante el inicio de la Guerra Fría y el temor de EE.UU de que en el continente se expandieran ideologías comunistas. Se crearon una serie de instituciones que, según la expresión de Truman ayudarían a crear un mundo abierto en un hemisferio cerrado. Estas instituciones estaban destinadas a dar seguridad a los EE.UU en el contexto de la Guerra Fría.
Por su parte, muchas elites dirigentes latinoamericanas supieron aprovechar la nueva coyuntura, delineada por la lucha entre los EE.UU y la URSS, para recuperar la iniciativa y restablecer políticas que reforzaran el orden establecido.

El “Guatemalazo”:
Las Fuerzas Armadas nombraron como presidente a Federico Ponce, y un levantamiento popular al mando de oficiales (tenía como líderes a Francisco Arana y Jacobo Árbenz) lo destituyó el 20 de octubre de 1944, este levantamiento tenía como consigna “Constitución y Democracia”.
Luego del triunfo, un triunvirato formado por Árbenz, Arana y Guillermo Toriello se hizo cargo del gobierno. El primer anuncio fue la convocatoria a elecciones para el mes de diciembre. El presidente que triunfó de ellas fue José Arévalo con el 85% de los votos.

Presidencia de Arévalo (1945-1951)
Período de reformas, se creó una nueva constitución, se suprimió la ley de vagos (permitía a los terratenientes contar con mano de obra forzada y gratuita), se estableció la ley de sufragio universal, ley de propiedad privada y la libertad de asociación sindical.
En 1947 creó el Código de trabajo, que regulaba las condiciones de trabajo. Creó la Ley de Arrendamiento Forzoso que permitía la toma provisional de tierras no cultivadas.
Luchó contra el analfabetismo, creando escuelas y formando mayor cantidad de maestros.
Arévalo, acusado de comunista, sufrió unos 30 intentos de golpes de Estado.

La presidencia de Árbenz (1951-1954):
Jacobo Árbenz ganó las elecciones, en el poder, intentó continuar con las reformas democratizadoras, pero en su período, Estados Unidos intensificó los controles (marco de guerra fría), frenando las reformas.
Creo la CGTG (Confederación General de Trabajadores de Guatemala), un puerto, una ruta para unir el país de este a oeste, una central eléctrica, explotación pública de fuentes de energía, como el petróleo.

Reforma Agraria (1952) y Golpe de Estado:
Realizó un programa de reforma agraria. La empresa norteamericana United Fruit Company se vio afectada, y disminuido su poder en el territorio. El objetivo era aumentar la producción para la comercialización, expropiando las tierras no cultivadas. La empresa exigía el pago de compensación por la expropiación, Árbenz se negó, el gobierno norteamericano entrenó en Honduras a un grupo de insurgentes liderado por el militar Castillo Armas y con recursos aportados por la CIA estadounidense, en 1954, con apoyo del ejército de Guatemala, derrocaron al presidente.
Castillo Armas y con apoyo de EUA, tomo el gobierno y desmanteló las reformas producidas.

Fuente: http://historia5tointegradora.blogspot.com.ar/2016/10/latinoamerica-cambio-de-rumbo-politico.html

Guerra Fria

1947 - 1991

Máxima tensión (1947-1953):
Esta fase se vio marcada por:
Crisis de Berlin (1947).
Guerra de Corea.

Coexistencia pacifica (1953-1977):
Cambio el liderazgo político: Muerte de Stanlin (1953) en la URSS. Reemplazo del presidente Truman por Eisenhower en EE.UU.
Fin del monopolio nuclear norteamericano.
En 1959 Krushen visito EE.UU.
1965 ruptura de las relaciones entre China y la URSS, lo que produjo el debilitamiento sobiatico en el contexto internacional.
Emerge el "Tercer mundo", fruto de la descolonización de países de Asia y África, aparecieron nuevos países en foros internacionales, provocando el cuestionamiento de la estructura bipolar del mundo.
Conflictos durante la coexistencia pacifica: Durante este periodo sucedieron graves crisis políticas y enfrentamientos localizados. La crisis del canal de Suez, se entremezclaron los problemas regionales y la guerra fría, así como intereses económicos y estratégicos. Francia y Gran Bretaña atacaron a Egipto, que había nacionalizado el canal de Suez, perjudicando los interés europeos en la región. Los EE.UU y la URSS cancelaron la agresión. El resultado fue una colaboración que permitió a ambas potencias controlar al medio oriente.
Tras un importante enfrentamiento político, la URSS construyo el Muro de Berlin en agosto de 1961,pero esto no motivo la intervención occidental.
La Guerra de Vietnam fue el conflicto más sangriento de estos años. Desde su independencia de Francia en 1954, Vietnam se hallaba divido en dos: Vietnam de norte, con in gobierno comunista y Vietnam del sur, con un gobierno anti comunista

Las negociaciones entre las potencias:
La coexistencia pacifica cristalizo en un conjunto de acuerdos bilaterales y de conferencias entre 2 super potencias y entre 2 bloques. El objetivo de todo ellos era lograr una cooperación, económica y técnica, sobre todo, regular la carrera armamentista .
El tratado de Moscu de 1963 prohibió las explosiones nucleares en la atmósfera. En 1968 se aprobó el Tratado de No Proliferación Nuclear, que trataba de impedir que nuevos países accedieran a las armas atómicas.
Una vez asegurado el contacto permanente entre las dos super potencias, las negociaciones alcanzaron al conjunto de los 2 bloques o a parte de ellos, con especial importancia en el ámbito europeo. En 1969 el socialdemócrata Willy Brant, inicio la Ostpolitik o política del acercamiento al bloque comunista, mediante la firma de varios tratados.
En julio de 1973 se inicio en Helsinki la conferencia sobre Seguridad y Cooperación Europea (CSCE). El espíritu de Helsinki fue crear un foro permanente que fomentara la cooperación y el entendimiento y promocionara los derechos humanos.

Rebrote (1977-1985):
La Guerra de Vietnam debilito la posición de EE.UU en el mundo.
Su liderazgo económico también había quedado maltrecho, la crisis monetaria y la crisis del petroleo iniciada en 1973 produjeron una marcada recesión en el mundo occidental. Para la URSS la situación era diferente. Salio reforzada de un conflicto vietnamita, aunque el mayor apogeo a las guerrillas lo había prestado China.
El "desorden económico capitalista" fruto de la crisis del 83 alimento el optimismo de los lideres soviéticos. En este ambiente, la URSS se planteo seriamente tomar la delantera en la confrontación entre los bloques.
Entre 1977 y 1985 el mundo asistió a un de la Guerra Fría con nuevas tensiones y el incremento de la carrera de armamentos.
Por parte de EE.UU, el rebrote de la Guerra Fría tiene como máximo representante al presidente Ronald Reagan.

Fin (1985-1991):
La subida de Mijail Gorbachov de la URSS en 1985 significo un punto de inflexión decisivo en el curso de la Guerra Fría. Gorbachov intensifico una política de dialogo con EE.UU, bien recibida en Whashington.
La Guerra Fría tocaba su fin. El proceso se acelero en la desintegración del bloque soviético a fines de los 80. Desde la caída del Muro de Berlin en noviembre de 1989 el control de Moscú sobre los pauses este de Europa fue desapareciendo y en 1.991 dejo de existir el Pacto de Varsovia.

Recurso:
La imagen muestra como Estados Unidos y la U.R.S.S esta en un enfrentamiento sentados en bombas nucleares a punto de estallar en cualquier momento.

Bandung y el nacimiento del Tercer Mundo

1947

La denominación Tercer Mundo surgió de la comparación de los países subdesarrollados (ignorados, despreciados, explotados), según el demógrafo francés Alfred Sauvy, con la situación de los ciudadanos del tercer estado antes de la Revolución Francesa.

La conferencia de Bandung:

El primer intento de reunir los territorios afectados por la dominación colonial fue la conferencia de Nueva Delhi (1947), pero fue la Conferencia de los Pueblos afroasiática en Bandung (1955) donde los nuevos estados surgidos de la descolonización entraron en la política internacional de la mano de los grandes líderes independentistas (Nehru, Nasser y Sukarno) que manifestaron la voluntad de ser neutrales para alejarse con el no-alineamiento en la política de bloques de la guerra fría.

El Tercer Mundo y el neocolonialismo:

A partir de la década de 1950 se fueron definiendo las características del subdesarrollo: renta per cápita escasa, desnutrición, analfabetismo, gran crecimiento demográfico y exceso de población activa dedicada al sector primario. La independencia política de los nuevos estados no fue acompañada de la independencia económica, así las inversiones de capital de los países ricos acababan para condicionar las decisiones de los gobiernos independizados. Esta situación se define como neocolonialismo.

Fuente: http://kerchak.com/descolonizacion-y-tercer-mundo/

Revolución socialista China

1949 - 1990

La República Popular fue proclamada en 1949, cuando las fuerzas del Partido Comunista de China, bajo el liderazgo de Mao Tse Tung, se impusieron al ejército de la República de China, el antiguo régimen chino.
La historia de la República Popular China puede dividirse en dos etapas. La primera estuvo dominada por la figura de Mao Tse Tung, que defendió una visión revolucionaria del comunismo. Las políticas radicales de Mao llevaron a momentos de crisis en los que otros dirigentes del Partido cuestionarían su autoridad, intentando apartar a Mao de las labores de gobierno, momentos en los que Mao reaccionó lanzando intensas campañas de re afirmación ideológica.
Tras la muerte de Mao en 1976, su sucesor Hua Guofeng acabo cediendo el poder a Deng Xiaoping, líder pragmático que puso fin a las políticas revolucionarias y, mantuvo el carácter centralista y autoritario del Estado, puso en marcha una serie de reformas que iniciarían un proceso de intenso crecimiento económico. A finales de los años 1980, la creciente libertad de expresión hizo que empezaran a surgir voces críticas con el régimen. El 4 de junio de 1989, las protestas de la Plaza de Tian'anmen en Pekín fueron sofocadas mediante la intervención del Ejército. Los incidentes de 1989, provocaron a un cambio en la cúpula de poder de la República Popular. Deng Xiaoping apartó a los dirigentes reformistas. Tras dos años de incertidumbre y de aislamiento internacional, Deng Xiaoping tomó una de las decisiones más importantes en la historia reciente de China al intensificar el proceso de reformas económicas. Así, el Estado dominado por el Partido Comunista pasó durante los años 1990 a adoptar políticas económicas capitalistas combinadas con un fuerte autoritarismo político.
Imagen: Mao Tse Tung proclamando la fundación de la República Popular China el 1 de octubre de 1949 en Pekín.

Recurso:
Esta imagen muestra a Mao proclamando la fundación de la República Popular China el 1 de octubre de 1949 en Pekín.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_Rep%C3%BAblica_Popular_China#Introducci.C3.B3n

La descolonización subsahariana

1950 - 1990

El despertar del África Negra:

En África británica se logró la descolonización de una forma pacífica, salvo en el caso de Kenia que, tras una insurrección (1950-53) que provocó más de 40.000 muertos, se independizó en 1963. Después llegó el la hora de las independencias pactadas con Ghana (1957), Nigeria (1960), Sierra Leona y Tanganica (1961) y Uganda (1962).
En África francesa la única insurrección tuvo lugar en Madagascar (1947) y fue sofocada con cierta dureza. De todos modos, el proyecto de Comunidad Francesa de De Gaulle fracasó y, además de independizarse Guinea (1958), en 1960 lo hizo el resto de colonias, es decir, Costa de Marfil, Senegal, Gabón , Mali, Chad, etc.
En 1958, el Movimiento Nacional del Congo, dirigido por Patrice Lumumba, reclamó la independencia de Bélgica que, finalmente, lograría en 1960. A continuación, sin embargo, estalló una guerra civil con el movimiento secesionista de Moise Tshombe (apoyado por Bélgica) , tras el asesinato de Lumumba en 1961, que se prolongó hasta 1966, cuando el golpe de estado de Mobutu instauró su poder personal a los dos territorios del antiguo Congo Belga que adoptó el nombre de Zaire.

La tardía descolonización del África Austral:

En 1961, los colonos blancos de Sudáfrica declararon independientes consolidando un régimen de segregación racial llamado apartheid que provocó una larga lucha, de más de treinta años, protagonizada por la mayoría negra que quería poner fin al racismo institucional y conseguir la independencia real del país. Nelson Mandela y su partido, el Congreso Nacional Africano, no lo consiguieron hasta 1994 cuando se convirtió en el primer presidente negro. Antes, sin embargo, Namibia ya había logrado independizarse de Sudáfrica (1990).
Por otra parte, Rodhesia del Norte fue llamada Zambia a partir de la declaración de independencia de 1964, mientras en Rhodesia del Sur se mantuvo un régimen racista hasta 1980, cuando la mayoría negra proclamó el nuevo estado de Zimbabwe.
Las colonias portuguesas han sido las últimas en desaparecer hasta que las guerras coloniales desgastaron la dictadura de Salazar en Lisboa. El Movimiento de las Fuerzas Armadas (FPA) protagonizó un golpe de estado llamado Revolución de los Claveles (1974) que instauró la democracia en Portugal y negoció la independencia de las colonias: Angola, Mozambique, Guinea Bissau, etc.

Fuente: http://kerchak.com/descolonizacion-y-tercer-mundo/

El caso boliviano

1952

El panorama Boliviano:
A mediados del siglo xx, Bolivia era el país más pobre de América del Sur. Su población tenía una expectativa de vida que no superaba los 40 años y solo un 30% de ella estaba alfabetizada.
Desde lo económico, el 0,1% de la población controlaba el 70% de la producción minera, el 100% de los servicios y los ferrocarriles, el 46% del comercio y el 26% del capital financiero. Además, el 8,1% de los propietarios agrícolas tenían el 95% de las tierras productivas, dejando al 69,4% de la población con el 0,41% de las tierras aptas para el cultivo.
Su principal fuente de ingresos era la actividad minera, concentrada en unas pocas familias, entre las cuales se destacaban las de Simón Patiño, Carlos Aramayo y Mauricio Hochschild. Estas familias conocidas como “La Rosca”, junto a los empresarios de la Standard Oíl de EE.UU y un puñado de terratenientes, utilizaron sus vínculos con el Estado para obtener beneficios sin tener en cuenta los derechos de los trabajadores mineros y campesinos, ni los intereses de la nación boliviana.
La caída ante Paraguay causó en la población boliviana una enorme frustración, debido a esta se desprestigió a los grupos dominantes y facilitó la aparición de nuevos partidos políticos, y cierta movilización política y social de las clases postergadas. Así, surgieron el Partido Obrero Revolucionario (POR) en 1935, la Falange Socialista Boliviana en 1937 y el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) en 1941, y el Partido de Izquierda Revolucionaria (PIR) también en 1941. Se creó la Federación de Mineros liderada por Juan Lechín, el cual decretó la abolición del pongueaje (sistemas de trabajo forzoso que los campesinos debían realizar gratuitamente).
Esta nueva situación política no debilitó a “La Rosca”, la cual pudo recomponerse y retomar sus habituales manejos, con la ayuda del Ejército alentó la caída de todos los gobernantes que pudieran atentar contra sus intereses.
En 1943, se hizo cargo de la presidencia del país Gualberto Villarroel, luego de desplazar al militar Peñaranda. Con el apoyo del MNR intentó realizar una serie de reformas tendientes a nacionalizar la economía.
Villarroel no pudo llevar a cabo todas las medidas que había prometido, en parte por presiones de EE.UU, pero también debido a que la situación económica no era nada favorable para el gobierno boliviano.
En 1946, el presidente fue derrocado y asesinado, dejando el campo libre para los partidos tradicionales.
A esto le siguió el “sexenio”, 6 años de gobiernos identificados con los intereses de la oligarquía.
Estos gobiernos debieron enfrentar numerosos conflictos sociales, en los que participaron estudiantes, mineros, campesinos, además del MNR, constituido como partido opositor. La incapacidad de los presidentes del sexenio para encarar la crisis económica posibilitó que el MNR ganase espacios entre los obreros y la clase media.

Revolución de 1952:
En abril de 1952 estalló una revolución organizada por el Movimiento Nacionalista Revolucionario fundado en 1941 por Víctor Paz Estenssoro, que agrupaba a los intelectuales radicales de clase media, que se hizo fuerte durante el gobierno de Villarroel, en 1943-1946 al unirse a él la gran mayoría de los sindicatos mineros, organizados alrededor de la FSTMB (Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia) y dirigidos por el líder Juan Lechín Oquendo. Después de sangrientas luchas conducidas por el subjefe del MNR, Hernán Siles, Paz Estensoro, que volvió del exilio en Buenos Aires, se hizo cargo de la presidencia. El nuevo gobierno comenzó de inmediato a cambiar la estructura del régimen anterior; estableció el monopolio en la exportación de estaño y nacionalizó las minas, antes en manos de tres familias poderosas. Se alentó también una política petrolera, permitiendo la realización de la explotación y exportación a compañías extranjeras. También en 1952 decretó el sufragio universal para varones y mujeres mayores de 21 años
Con la reforma agraria, promulgada en agosto de 1953, se procedió a la parcelación de tierras, distribuyendo grandes extensiones entre los indígenas en el transcurso de los años siguientes.
En agosto de 1956 asumió la presidencia Hernán Siles Zuazo, quien en calidad de vicepresidente había acompañado a Paz Estenssoro en su gestión gobernativa. Durante su mandato presidencial, se dedicó inicialmente a la tarea de reordenar la economía y estabilizar la moneda. Fue poco lo que logró en tres años de gobierno, porque tuvo que hacer frente permanentemente a la oposición encabezada por la Falange Socialista Boliviana(FSB). Tras un fallido intento de golpe de estado en 1959, tuvo lugar la muerte de Oscar Unzaga de la Vega, líder de FSB.
En 1960 Paz Estenssoro fue elegido por segunda vez como presidente y en agosto de 1964 resultó nuevamente elegido. Poco después, el 5 de noviembre, fue derrocado por un golpe de estado militar encabezado por su vicepresidente, el General René Barrientos. Este hecho puso fin a 12 años de gobierno de MNR e inauguró 18 años de inestabilidad política y autoritarismo militar.
Los finales de la Revolución Boliviana y la de Guatemala, demostraron que la Guerra Fría, y la consiguiente preocupación estadounidense por el avance del comunismo en la región impedirían la consolidación de propuestas democratizadoras y transformadoras. Si los gobernantes locales no hacían lo suficiente para detener el avance de fuerzas que se acercaran al comunismo, entonces EE.UU intervendrían para hacerlo.

Fuente: http://historia5tointegradora.blogspot.com.ar/2016/10/latinoamerica-cambio-de-rumbo-politico.html

Revolución Cubana

1952 - 1999

Hacia 1952, las empresas norteamericanas controlaban el 47,4% de la producción azucarera, el 90% de la producción de electricidad y de las redes telefónicas, el 70% de las refinerías de petróleo, el 100% de la producción de níquel y el 25% de las casas comerciales, los hoteles y la industria de productos alimenticios. Desde que comenzó la revolución, Cuba fue hostigada por Estados Unidos.
En 1960, el gobierno norteamericano dejó de comprar azúcar. Esto condujo a un acercamiento de los cubanos con la U.R.S.S. Estados Unidos decidió entonces no enviar más petróleo a Cuba, que comenzó a proveerse de la U.R.S.S.

La economía cubana y la dictadura de Batista:
La economía de Cuba dependía de las exportaciones de azúcar, cuya producción y comercialización estaba controlada por compañías extranjeras. Once empresas estadounidenses controlaban casi 1.200.000 hectáreas, que representaban el 47,4% de las tierras dedicadas al cultivo de caña de azúcar.
En los primeros años de la década de 1950 se incrementaron las acusaciones de corrupción y, ante las movilizaciones de protesta, un sector del ejército apoyado por compañías norteamericanas y empresarios cubanos, dio un golpe de Estado. El nuevo dictador fue Fulgencio Batista.
La dictadura sólo se sostuvo mediante una violenta represión. En poco tiempo, comenzó la resistencia, que unía en sus reclamos la lucha contra las injusticias y desigualdades del orden social con los planteos de independencia económica y autonomía y, por lo tanto, contrarios a la injerencia de Estados Unidos en el país y en la región.
En la universidad se colgaron banderas negras como señal de luto por la “muerte de la democracia” y se conformaron las primeras organizaciones de oposición. Los estudiantes reclamaban el retorno a las formas democráticas de gobierno, y propiciaban, para ello, como método de lucha válido, incluso la violencia acompañando las protestas masivas de la oblación.

El inicio de las acciones guerrilleras:
Como parte de las acciones rebeldes, el 26 de julio de 1953, un centenar de jóvenes pertenecientes a los sectores medios y obreros, adorados por Fidel Castro, intentaron tomar el cuartel de Moncada, la segunda base militar del país. Buscaban con esta acción dar comienzo a un proceso que llevara al derrocamiento del dictador. El asalto fracasó, pero permitió al grupo revolucionario hacer un llamamiento a la insurrección y a la unión del “pueblo” cubano: obreros rurales e industriales, pequeños agricultores, maestros, comerciantes, profesionales, desocupados, en definitiva, todos los sectores excluidos de la sociedad.
En 1956, los integrantes del Movimiento 26 de Julio organizaron desde México una expedición para ingresar clandestinamente en Cuba. A bordo de un pequeño barco de nombre “Gramma”, desembarcaron en las playas de la Isla y se establecieron en Sierra Maestra, donde crearon un foco guerrillero. Con el tiempo, el grupo inicial terminó convirtiéndose en el “ejército rebelde”.
Los guerrilleros dieron a conocer un manifiesto en el cual se expresaba la necesidad de que todas las organizaciones opositoras cubanas se unieran y formaran un gran frente revolucionario. Éste debía nombrar un gobierno provisional que exigiera la renuncia del dictador y convocara inmediatamente a elecciones libres.
El ejército rebelde comenzó así a salir de su aislamiento y a encontrar nuevas adhesiones. Se sumaron importantes contingentes de jóvenes que fueron conducidos por líderes como Camilo Cienfuegos y el argentino Ernesto “Che” Guevara.
Durante los primeros meses de 1958, los guerrilleros intentaron, sin éxito, organizar una huelga general. A partir de este fracaso, decidieron continuar fortaleciendo las guerrillas rurales para resistir la ofensiva del ejército de Batista y, posteriormente, invadir los llanos, tomar las provincias centrales y, por fin, derrocar a la dictadura.
En pocos meses fueron conquistando estos objetivos y, con el apoyo de amplios sectores de la población, en enero de 1959, tomaron La Habana, capital de Cuba. La lucha antidictatorial por el retorno a las formas democráticas de gobierno, pronto se transformó en una verdadera revolución social.
Una vez en el poder, se adoptaron un conjunto de medidas que modificaron de raíz el orden social en Cuba. El ejército de la dictadura fue reemplazado por el “ejército rebelde”, los cargos de gobierno fueron asumidos por los jefes revolucionarios y, a partir de allí, se inició la tarea de transformar a la sociedad cubana.

Los cambios revolucionarios:
A pesar de haber iniciado una política industrializadora, los fracasos de la misma llevaron al gobierno revolucionario a reforzar la producción de bienes primarios, fundamentalmente níquel y azúcar.
La política económica llevada adelante por el gobierno revolucionario afectó, desde un primer momento, los intereses de Estados Unidos en Cuba.
En 1961 Cuba rompió relaciones con Washington y proclamó el carácter socialista de su gobierno y estrechó sus lazos comerciales con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.) y el resto de los países socialistas. Frente a esta decisión, Estados Unidos presionó a los demás países de América Latina y logró que expulsaran a Cuba de la Organización de Estados Americanos y rompieran relaciones con su gobierno. Cuba sólo logró mantener relaciones con México.
Los cambios en la economía fueron acompañados por reformas en otras áreas, que buscaban transformar a la sociedad cubana. En ese sentido, el gobierno estableció dos áreas de prioridad: la educación y la salud. Se iniciaron campañas masivas de alfabetización, se crearon nuevas escuelas y universidades, creciendo notablemente el número de alumnos y maestros.
En cuanto a la salud, se implementó una red sanitaria para garantizar en forma gratuita la asistencia a toda la población, se crearon nuevos hospitales y clínicas, así como también, institutos de investigaciones médicas.
Una nueva ley de alquileres redujo su valor en un 50%. Además, se otorgaron créditos a largo plazo para que los inquilinos pudieran comprar sus casas. Se estableció la gratuidad de todos los servicios (agua, luz, gas, teléfonos, etc.) y el establecimiento de una ración de alimentos y vestimenta para cada uno de los cubanos. También se intentó reducir las diferencias salariales entre los trabajadores.
La adopción de todas estas medidas, que eliminaban el sistema capitalista en Cuba, sus buenas relaciones diplomáticas y comerciales con los demás países socialistas y el apoyo brindado a las luchas sociales en diversos sitios del planeta, llevaron a que Estados Unidos buscara por todos los medios aislar a Cuba de los demás países latinoamericanos y ahogarla mediante un bloqueo económico y marítimo que afecta al pueblo cubano desde hace décadas.

El gobierno de Castro y la implantación del comunismo:
El régimen de Castro pronto mostró su tendencia izquierdista. La reforma agraria promulgada en los primeros años afectó principalmente a los intereses estadounidenses en la industria del azúcar; Castro prohibió el establecimiento de plantaciones controladas por compañías de accionistas no cubanas y disminuyó el apoyo a la producción de azúcar en favor de otros cultivos alimenticios.

Fin de la ayuda soviética:
En abril de 1989, con motivo de la visita del presidente soviético Mijaíl Gorbachov a La Habana, ambos países firmaron un tratado de amistad por 25 años,
Aunque Fidel Castro rechazó abiertamente la aplicación de las reformas políticas y económicas que Gorbachov había establecido en la URSS. En julio de ese año cuatro oficiales del Ejército fueron ejecutados y otros diez sentenciados a prisión acusados de contrabando y tráfico de drogas, el peor escándalo desde que Castro había llegado al poder. Con el colapso de la URSS a principios de la década de 1990, las ayudas y subsidios comerciales del bloque soviético a Cuba llegaron a su fin y las fuerzas soviéticas fueron gradualmente retiradas del país.
Posteriormente, Estados Unidos endureció aún más las sanciones en contra de las relaciones comerciales con Cuba y en noviembre de 1992 la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución pidiendo el cese del embargo estadounidense. Estas resoluciones condenatorias de la ONU se repitieron de forma consecutiva en los años posteriores. En 1993 todas las tropas soviéticas enviadas a Cuba durante la crisis de los misiles ya habían sido retiradas.

Los últimos años:
Durante 1993 y 1994 se produjo la denominada “crisis de los balseros”: miles de cubanos cruzaron el estrecho de Florida después de que fueran levantadas las restricciones de salida; sin embargo, las continuas limitaciones impuestas por Estados Unidos a la entrada de ciudadanos cubanos en ese país incumplían los acuerdos migratorios a los que se había comprometido después del “éxodo del Mariel”. Esta situación llevó a los gobiernos cubano y estadounidense a mantener conversaciones bilaterales, cuyo resultado fue un nuevo acuerdo que normalizó la situación.
En 1996 el Congreso de Estados Unidos aprobó la ley Helms-Burton, que profundizó en el boicot económico ya existente al pretender penalizar a las empresas que mantuvieran relaciones comerciales con otras (filiales o no) radicadas en la isla. La Unión Europea, en clara oposición, presentó una serie de medidas aprobadas por los ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros para neutralizar los efectos de esta ley.
La ciudad de La Habana fue la sede de la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en noviembre de 1999. Tan sólo acudieron a ella 21 mandatarios. Al término de la Cumbre, los asistentes firmaron la llamada Declaración de La Habana, que entre otras afirmaciones instaba al gobierno estadounidense a poner fin a la aplicación de la ley Helms-Burton.

Recurso: https://www.youtube.com/watch?v=yc_dl_PSvEo
La canción es un himno de inspiración.

Fuente: http://historiaybiografias.com/cubana/

La independencia del Magreb

1956 - 1964

Marruecos y Túnez han sido dos protectorados, bajo el control esencial de Francia, donde subsistía la ficción de un gobierno indígena y un soberanos locales (el sultán de Marruecos y el bei de Túnez). Pero fue en marzo de 1956 cuando, realmente, se proclamó la independencia de Marruecos con el rey Mohammed V. Un año más tarde se proclamó la independencia de Túnez que, tras la expulsión del bei, quedaría constituida como República bajo la presidencia del líder nacionalista Habib ibn Ali Bourguiba.
España poseía cuatro territorios coloniales en África: el norte de Marruecos (el Rif, incorporado en Marruecos en 1956), Guinea Ecuatorial (que alcanzó la independencia en 1968), Ifni (incorporado en Marruecos en 1969) y el Sáhara Occidental (cedido en 1975 en Marruecos y Mauritania, aunque esta última renunció a su dominio), donde el Frente Polisario proclamó la República Árabe Saharaui Democrática -por conseguir la independencia de Marruecos- en una lucha que se ha alargado hasta el presente sin éxito.
La colonia de Argelia era administrada directamente por Francia. En 1954 Ben Bella, líder nacionalista, fundó el Frente de Liberación Nacional (FLN) que inició inmediatamente una insurrección armada: la guerra provocó una fuerte crisis política y las críticas de la opinión pública mundial, así como de muchos intel • intelectuales franceses (Jean Paul Sastre, por ejemplo), por los métodos represivos del ejército francés. Francia no estaba dispuesta a perder otra guerra colonial y, finalmente, el general De Gaulle optó por reconocer el derecho a la autodeterminación del pueblo argelino en 1959. No obstante, la población colonial francesa sentirse traicionada por el gobierno de París y provocó revueltas en la colonia que, finalmente, serían sofocadas. La independencia de Argelia fue ratificada en referéndum por el 90% de los franceses y en julio de 1962 nacía la República Popular y Democrática de Argelia presidida por Ben Bella.

Fuente: http://kerchak.com/descolonizacion-y-tercer-mundo/